SamaWasi

Líneas de vivencia de Biodanza

Casa  >>  Biodanza  >>  Líneas de vivencia de Biodanza

Líneas de vivencia de Biodanza

En enero 14, 2015, publicado por , En Biodanza,Blog, By , , Con Comentarios desactivados en Líneas de vivencia de Biodanza

Líneas de vivencia en Biodanza

“Sentimientos de alegría interior, entusiasmo y plenitud existencial son características de una persona vital. La vitalidad está vinculada al humor endógeno (estados de ánimo, eufórico o depresivo).  La integración de las cinco líneas de vivencia refuerza la vitalidad debido a la elevación global de las motivaciones para vivir. El amor a la naturaleza, los juegos y el vínculo con los propios instintos son características de “el hombre ecológico”; hombre integrado a sí mismo, a las personas y al universo. La cualidad de la vida no proviene del éxito social o económico, sino de los vínculos profundos de conexión a la vida”. Rolando Toro.

 

Biodanza propone que se expresen los potenciales genéticos (aquellos que traemos al nacer) a través de cinco líneas de vivencias. Las líneas de vivencias se relacionan entre sí, produciendo el entramado armonioso que refuerza la identidad del ser.

 

Línea de Vitalidad

Surge de la protovivencia (experiencias de malestar, bienestar, salud, sensaciones internas que tiene el niño en los primeros seis meses de vida), de la libertad de movimiento a partir de las funciones de actividad y reposo, excitación, juego y calma. Tiene que ver con la autorregulación y el movimiento.

Vivimos en una sociedad que determina ritmos desde afuera y en este contexto, muchas personas terminan olvidando cuáles son sus genuinas necesidades, tanto físicas como afectivas.

 

Línea de Sexualidad/Erotismo

Se relaciona con la protovivencia de contacto epidérmico y las primeras sensaciones de placer que producen las caricias afectivas que el bebe recibe de la madre y de su entorno, también durante el amamantamiento, el cuidado, el baño, etc…

La conexión con el placer es la clave, entendido como el placer de vivir, incorporando y disfrutando todos los placeres que nos da la vida: tomar sol, beber agua fresca, tener una charla afectiva con un amigo, abrir nuestro corazón al amor… eso es placer.

 

Línea de Creatividad

Esta línea se desarrolla a partir de los impulsos exploratorios, la curiosidad, las experiencias de malestar y bienestar que motivan cambios en el entorno, el lenguaje y, sobre todo, los impulsos lúdicos.

La creatividad tiene que ver con la expresión y la libertad de ser. No se refiere sólo a lo artístico, sino a la auto-creación existencial, a concebir la propia vida como una obra de arte.

Uno de los focos en el trabajo de Biodanza está puesto en perder el miedo al error, al ridículo y nos hace recuperar el coraje para mostrarnos y para atrevernos a innovar para hacer del propio entorno algo creativo y diferente.

 

Línea de Afectividad

Está vinculada a la protovivencia de nutrición y continente amoroso, a la protección y el cuidado sereno y contenedor, la sonrisa y la comunicación con los semejantes.

Dijo Rolando Toro: “La afectividad es la solidaridad y cohesión de la especie, es la búsqueda de protección y seguridad, es la nutrición amorosa a través del abrazo, la caricia afectiva y tierna; el poder dar, recibir y pedir amor. Por eso afirmamos que posee un trasfondo biológico de supervivencia”

Esta línea (columna vertebral de Biodanza) tiene mucha relación con la esencia de la identidad, que es relacional, por eso no existen clases individuales de Biodanza, porque lo importante es el trabajo vincular.

 

 

Línea de Trascendencia

Esta línea se desarrolla desde la protovivencia de éxtasis y armonía con el entorno, entendiendo el éxtasis como la sensación de estar intensamente vivo.

Tiene que ver con trascender el ego. La vivencia de trascendencia da la capacidad de fusión en la vinculación con los otros y con la naturaleza; es sentir que uno forma parte de la creación, que nada está separado, sino que todo está en relación.

 

Es fundamental destacar la importancia de la progresividad en Biodanza, de manera que cada vivencia sea la adquisición de una nueva experiencia que se metabolizará y se potenciará sucesivamente en próximos encuentros.

 

Cada una de las clases es una invitación a llevar lo vivenciado a la vida diaria. Nuestra labor en Biodanza se compromete con la identidad desde la emoción, desde la vivencia como experiencia emocionada. No es un ejercicio mecánico, no trabajamos sobre los músculos, sino que modificamos el organismo y la existencia humana a diversos niveles: orgánico, afectivo-motor y existencial.