SamaWasi

Nivel Transpersonal

Casa  >>  Psicología Transpersonal  >>  Nivel Transpersonal

La dimensión transpersonal implica que es posible salir de los límites habituales que nos fija la conciencia. En la experiencia transpersonal el tiempo lineal de la conciencia desaparece y el espacio puede perder su aparente tridimensionalidad. En el reino de la experiencia transpersonal, los acontecimientos históricos, los futuros, y los acontecimientos que normalmente consideramos fuera del alcance de nuestra conciencia, nos parecen tan reales como aquellos hechos que si hemos experimentados. Ya sabemos que lo que vemos no es fruto de nuestra imaginación.

El mundo de lo transpersonal existe independiente de nosotros. Este nivel representa una conexión directa entre nuestra psique individual, el inconsciente colectivo de Jung y el universo en general.

Comenzamos a reconocer que los límites que percibimos existen sólo en nuestras mentes. Lo que es válido para el espacio exterior de los astrónomos también es aplicable al espacio interior de la psique humana ya que cada uno de nosotros está vinculado a la existencia y es parte de ella.

Sólo en los últimos 20 años se ha reconocido que la conciencia transpersonal es algo digno de ser investigado científicamente. Anteriormente las experiencias transpersonales eran tratadas dentro de un contexto espiritual místico, religioso, mágico o paranormal. No pertenecía al dominio de lo científico sino de los sacerdotes y místicos. Algunos de los antecedentes están los trabajos de Carl Jung y Abraham Maslow sobre la experiencia crítica. Maslow habló de la necesidad de “despatologizar” la psique y no considerar el núcleo interior de nuestro ser como una fuente de enfermedad u oscuridad metafísica, sino como una fuente de salud y manantial de creatividad humana.

Cuando comenzamos a experimentar síntomas de trastornos de naturaleza emocional no implica el comienzo de una “enfermedad” sino la aparición en nuestra conciencia del material previamente enterrado en nuestro inconsciente. Cuando el proceso se completa los síntomas vinculados con el material inconsciente se resuelven de manera permanente y tienden a desaparecer. Los estados no ordinarios de conciencia funcionan como un radar interior rastreando las cargas emocionales más intensas y llevan el material que se vinculan con ellas hasta la conciencia, donde pueden ser resueltas. Con lo que se llega a la conclusión de que muchos estados que suelen ser diagnosticados como enfermedades mentales y tratadas rutinariamente con medicación, son en realidad emergencias psicoespirituales.